Casinos Online: Un negocio que seguirá creciendo los próximos años

Los casinos sostenibles no son los únicos que darán que hablar en los próximos años. Desde hace ya un tiempo, el crecimiento y popularidad de los casinos online, ha provocado un cambio sin precedentes en la industria del juego.

Lo que antes pudiera parecer imposible, ahora ya no lo es gracias a las nuevas tecnologías y la posibilidad de poder acceder a cualquier juego y apuesta a través de internet.

Te vamos a contar cuáles han sido las claves del éxito de los casinos online, y cuál es su situación actual y futura.

Cómo funcionan los casinos online

La industria del juego, o especialmente los casinos presenciales, siempre han estado muy relacionados al lujo y dinero. Son muchos los millonarios que destinan enormes capitales de dinero a las apuestas, independientemente de su habilidad como jugador. Una forma de entretenerse e interactuar con otras personas, que suele ser muy popular entre la alta sociedad.

Con los casinos online, esa imagen de jugadores elitistas ha ido desapareciendo. Cualquier persona tiene accesibilidad para apostar en un casino en línea. Y es por ello por lo que el número de jugadores es mucho mayor que el que acude a los casinos presenciales.

Aunque la cantidad media de apuesta en los casinos online suele ser inferior a la que se lleva a cabo en los lujosos casinos físicos, las cifras totales de facturación de los casinos online son estratosféricas. Consolidándose como el negocio que más factura dentro de la industria del juego.

El que un país tenga tradición y cultura en apuestas, va muy ligado al tipo de leyes que tengan vigentes en cuanto al juego.

Algunos países han tardado más en adaptar una legislación más acorde a los tiempos actuales, y fomentar la industria del juego, siempre que fuera en términos de responsabilidad.

En este sentido, hay algunos países que han llevado ventaja respecto al resto, y se han consolidado como los países más aficionados a casinos online o juegos de azar.

Ese es el caso de Australia. El número uno en el ranking de países que más juegan a casinos online del mundo. Un país que lleva años liderando la clasificación y con una gran tradición en apuestas y juegos de azar. Seguidos de ellos, se encuentran Singapur e Irlanda. Este último, siendo el primer país Europeo de la lista.

Canadá, Finlandia o Italia son los siguientes destacados del ranking. Una clasificación que tiene a España como primer país hispanohablante de la lista, y el 9º a nivel mundial.

Los países latinos aun están lejos de este top10, aunque el crecimiento que han vivido en la industria del juego los últimos años, hace creer que poco a poco irán acortando distancias.

Ese es al menos el caso de Chile México, Argentina o Colombia.

Si comparamos un casino presencial con un casino online, podemos ver que a pesar de ofrecer juegos de azar similares, distan mucho de ser iguales.

La posibilidad de poder jugar y apostar a través de un ordenador o móvil, ha multiplicado las opciones del jugador.

Y no solo la libertad y fácil acceso que ofrecen, también el tipo de juegos que se pueden encontrar en un lugar y en otro. Puesto que en los casinos online, se puede disfrutar de miles de juegos diferentes. Con muchas versiones distintas y estilos diversos. Algo que en un casino presencial no es posible por temas de espacio.

Al igual que ocurre con los videojuegos, los avances gráficos y de diseño que vivimos en estos tiempos, hacen que se puedan ver juegos muy llamativos y revolucionarios en el mercado.

Y por otro lado, podemos disfrutar de los famosos bonos bienvenida. Promociones que reciben los nuevos jugadores en forma de dinero gratis o tiradas gratis. Ahora los trataremos más a fondo.

Aparte de la diferencia en cuanto a juegos, hay otra característica muy significativa de los casinos online: los bonos bienvenida.

Nos referimos a las promociones de bienvenida que las plataformas de juego online suelen disponer para sus nuevos usuarios. Simplemente con reclamarlas una vez te hayas registrado y depositado un ingreso, disfrutarás de dinero gratis para jugar.

Existen varios tipos de bonos, pero son los bonos con depósito los que mayor notoriedad suelen tener. Pues son aquellos que más posibilidades ofrecen, y que son más fáciles de encontrar.

Las ventajas que ofrecen son muy sencillas de entender. Basta con hacer un ingreso para recibir una cantidad similar de dinero en tu saldo. Totalmente gratis, y con las mismas garantías que el dinero invertido por ti.

Eso sí, para retirar ese dinero hará falta jugar esa cantidad obtenida varias veces. Es el único requisito que suelen tener.

Quizás hace unos años, esta era una pregunta mucho más frecuente que antes. Pero con el tiempo la sociedad en general ha ido normalizando el hecho de jugar en internet, o realizar pagos en plataformas online.

En cualquier caso, nunca está de más prestar atención a la seguridad que ha de tener un casino online. Una vez entiendas cuál es su funcionamiento, seguro que te resulta más seguro y confiable.

En primer lugar, todos los casinos online necesitan de una licencia de juego para poder operar en internet. Al igual que los casinos presenciales. Estas licencias suelen ser internacionales, por lo que les permiten operar en varios mercados con ella.

Hay muchas licencias distintas, pero las que más suelen verse son las de Malta, Reino Unido, Curazao y Costa Rica.

Por otro lado, es recomendable jugar en un casino que cuente con la certificación de eCOGRA. La cual confirma que el casino ofrece resultados justos y aleatorios en sus juegos.

Y para terminar, deben de asegurar en todo momento un juego responsable entre sus clientes. Para ello, han de tomar medidas de seguridad y control, para identificar posibles malas conductas de sus usuarios. Una manera inteligente de evitar posibles casos de adicción al juego en la sociedad, y ofrecer un entretenimiento en apuestas y juegos responsable y maduro.

No todos los mercados o países, tienen los mismos casinos online. O aun habiéndolos, la calidad en la oferta puede variar mucho dependiendo de tu lugar de residencia.

Hay muchos casinos internacionales que cuentan con una oferta muy similar en todos los mercados. Sin embargo, es posible que un casino en línea local (de tu país) esté mucho más especializado y enfocado en crecer en dicho mercado. Por lo que su oferta puede que sea más atractivo que la general de otros casinos internacionales.

Lo que más se valora a la hora de juzgar un casino en línea, son los bonos bienvenida, los juegos y la atención al cliente.

Los bonos y juegos pueden son las más obvias. Ya que todos preferimos jugar con el mayor dinero posible. Tendremos más chances de probar diferentes juegos, y de tener un respaldo mayor en caso de que tengamos mala suerte. Y como es lógico, cuanto mayor variedad de juegos haya, será más fácil encontrar nuestro juego favorito.

La atención al cliente, es una de las grandes olvidadas, pero sumamente importante a su vez.

El poder disponer de un chat en vivo, por ejemplo, nos evitará perder muchas horas de nuestro tiempo esperando un mensaje del equipo profesional de un casino. Con los chats se puede contactar de manera inmediata y resolver cualquier duda en cuestión de segundos. Y aunque no sea lo normal, no es nada raro el que surjan disputas o dudas a lo largo del tiempo.

Los juegos de azar se han convertido en una forma de ocio muy demandada y emocionante. La adrenalina que supone el apostar, es algo que a muchos les encanta. Y si además se puede compaginar con juegos emocionantes y divertidos, pues mucho mejor.

Si nunca antes has jugado a ningún juego clásico como el blackjack, ruleta, tragamonedas o poker, lo mejor es que te leas primero algunas guías de juego recomendables. Te ayudarán a entender mejor las reglas y perfeccionar tus estrategias de juego.

Para ello, lo mejor que puedes hacer es leer guías de casinos en internet. Sitios webs que estén especializados en casinos online o juegos de casino. Informándote de manera general sobre ellos, tendrás mucho ganado y te verás más confiado para apostar.

Y ante todo, intenta tomártelo como un juego divertido. Juega con responsabilidad y fijando tu presupuesto desde un principio. Eso te evitará problemas en el futuro. Dicho esto, ¡te deseamos la mejor de las suertes!